jueves, 5 de noviembre de 2009

NRBQ At el salón de tu casa



NRBQ - At Yankee Stadium (1978)

Se rumorea por las calles de cerca de un mercado que en Nueva York hay dos equipos de béisbol; uno son los Mets, paradigma del perdedor, nunca ganan al equipo vecino y tienen un pobre historial de copas donde sólo se incluye el Ramón de Carranza como el más importante. El vecino son los Yankees, un equipo que gana aproximadamente todos los años la liga, todos los partidos sin excepción a los Mets, tiene una brillante historia y a los jugadores, entrenadores, directivos, aficionados y utilleros más legendarios que se conocen en ese inexplicable deporte (no hago la comparación futbolística local, porque no es ni el día, ni el año, ni la localidad correcta para hacerlo). Su estadio es el Yankee Stadium, una catedral del poderío del equipo y de sus éxitos; pues bien, algún cable se les cruzaron a nuestros amigos de NRBQ cuando decidieron que su sexto disco se llamaría “At Yankee Stadium” (por supuesto, no está grabado allí) siendo el grupo que ha estado más a destiempo en la historia de la música, y que han sido timados, estafados y apartados del éxito comercial por parte de discográficas y gente con traje durante toda su carrera. En definitiva, ¿tiene algo bueno este disco?, yo creo que sí: que probablemente sea la colección de grandes canciones mejor oculta del mundo del rock and roll (ya estamos con las exageraciones).

Espectacular documento gráfico de NRBQ viendo como pierden los Yankees contra el Alcorcón.

Enerbikjiu, enerrebecú para los península-hablantes, se forman gracias a que Terry Adams se desplaza de su original Kentucky en busca de discretas camisas y nuevas experiencias a uno de los estados musicales más anodinos de la unión: Florida. Y no lo digo por nada, pero es que por allí es donde se ha ido a vivir Julio Iglesias, y eso como poco conlleva que se vende tanto moreno de bote como anuncios a favor del cáncer de piel. Allí se encuentra con un grupo en el que milita Joe Spampinato (un hincha de los Yankees) y sufren una de esas transfusiones mentales que les hace compartir gustos musicales, culinarios y los billetes de diez viajes del autobús. En sus primeros años, en formación de Quintet, se mudan a Brooklyn en donde tocan por diversos clubes de la zona versioneando a los clásicos del rock and roll que tanto les han influido. A finales de los sesenta firman sus dos primeros discos con Columbia, que pasan de ellos al ver que no consiguen ni un sólo éxito de ventas pese a grabar con su idolatrado Carl Perkins el LP “Boppin’ The Blues”. No les iría mucho mejor el trato con su segunda discográfica: Kama Sutra, donde grabaron dos de sus mejores discos (Scraps y Workshop), pero les rescinden contrato y les impiden grabar durante tres años ante los pobres beneficios económicos que aportan a las arcas. El atisbo de luz parece llegar con el LP “All Hope Up” y un potencial éxito de ventas, “Ridin´ In My Car”, como nos cuenta Pepo, una joya del pop que no pasó de triunfar en cuatro tugurios de Connecticut y el camión de un señor llamado Red Barcklay.

El sexto álbum sería este Yankee Stadium, en el que se completa la formación clásica del New Rhythm and Blues Quartet con el guitarrista Al Anderson (con ellos desde Scraps) y con el baterista Tom Ardolino, un fan del grupo asiduo en sus conciertos y colega de Terry Adams mediante correspondencia, que fue llamado a los parches por éste al comprobar que el batería original no se había presentado al concierto. Tom dejó al público abajo y se subió a tocar con sus ídolos (alguno no notó su presencia hasta bien entrado el concierto), y tras más de veinte años sigue en el grupo, no lo debió de hacer mal. Este disco es de los más sólidos de su carrera, signifique lo que signifique eso. Todas las canciones son fabulosas, y como las voces críticas ya me han dicho que se me nota mucho cuando un grupo me gusta aviso que con este hay poca objetividad. Quedarse con alguna canción en concreto es casi imposible, en la primera parte se encuentra la arrolladora versión de “Get Rhythm” que apareció en el nada exitoso recopilatorio de garajeland, “Green Lights” que es como suena el pop cuando no está en manos de productores con muñones por dedos. Aunque si una canción me gusta de esta primera parte del disco es “That´s Neat, That´s Nice” ¿las razones? ¿Quién necesita razones cuando se desprende esos aires cerveceros de grupo que está improvisando en algún tugurio de Nueva Orleans? La segunda parte cuenta con “The Same Old Thing”, “Talk To Me” o la versión del “Shake, Rattle And Roll”. En definitiva cuatro músicos excelentes que dejan de lado el virtuosismo para ponerse de lado de la fabricación de grandes canciones, pasando por prácticamente todos los estilos de la música popular americana (al menos los que gustan en el departamento de garajeland). Que nadie se sorprenda si en un disco de NRBQ te encuentras una improvisación de jazz seguida de una abrasiva versión de Johnny Cash y precedida del pop más tierno de “I Love Her, She Loves Me”. En definitiva eso es NRBQ, algo que no entendió la gente de Mercury que no aguantó más que este disco con ellos (¿nadie se lo esperaba a estas alturas?), quizás porque les traía de cabeza encajar a la banda en algún estilo y venderlo (un problema que nunca han tenido los diseñadores de gafas de Elton John) viendo que corría el año setenta y ocho y estos cuatro tarados seguían idolatrando a grupos de los cincuenta y sesenta.

Cuando extremidades superiores pierden toda lógica con el tronco deja de ser un abrazo amistoso para ser uno de “¿pero por qué me odia este tío?” La cara de Steve Ferguson revela que no es él quien está sufriendo

Pese a que este último mes ha sido duro para el grupo, con la pérdida del primer guitarrista, Steve Ferguson, y la suplantación de identidad por parte de un plan de defensa nuclear de la Guardia Civil que precisamente se llama NRBQ, ellos siguen dando conciertos (raramente cerca de la península), totalmente impredecibles ya que su listado de temas es de unos treinta folios por las dos caras en Arial nueve y cursiva (en esta interesante entrevista dicen que más de quinientas) e incluso en muchos de estos bolos únicamente atienden a peticiones del público, sean del artista que sea, y si se la saben, suelen tocarla con estilo y saber estar. Muchos aficionados siguen descubriendo este grupo y compañeros de gremio les admiran: Scott McCaughey, Wilco, los Posies (en vertiente ancha y delgada), Bonnie Raitt (que ya tocó con ellos), REM, Mike Sculli (cuando fue director de los Simpsons aprovechó para colar canciones y una actuación del grupo en un bar de carretera), y algún que otro famoso como Elvis Costello, Carl Perkins, Bob Dylan, Keith Richards, Paul McCartney... , y todo lo extraordinario de esta historia es que lo han hecho sin un mísero éxito de ventas.


servidor: megaupload. contraseña: peluquin
>>>Pincha & Yes, Yes, Yes<<<


14 comentarios:

61 y 49 dijo...

Para que el placer sea triple, se puede descargar este estupendo recopilatorio que nos pasaron los colegas de BeatGaragePop. Su selección es estupenda para conocer las vertientes pop y rock de NRBQ, pero no más que la portada que lleva, obra y gracia de garajeland. Saludos capitanes Lou.

El rey lagarto dijo...

Como comprenderéis ni pajolera idea de este grupo. Muy interesante post, nunca acaba uno de sorprenderse.

He puesto a bajar algunas cosillas.

Mr.Mosstrem dijo...

Hace unos cuantos añitos me compré su "Wild Weekend", un disco que en su momento no disfruté demasiado e hizo que imperdonablemente no les prestase demasiada atención , así que voy a aprovechar que alguien con criterio me pega un tirón de orejas para corregir errores y redescubrir a esta gran banda.
Saludos.

Maximum Jack dijo...

Password? thanks!

Maximum Jack dijo...

Nevermind, I figured it out-- mi espanol no es muy bien-- gracias!

61 y 49 dijo...

@Señor Rey: Son rockanroleros y cerveceros, un grupo con buena defensa y buen ataque, aunque no sé si tanto como la chati que puso en su post de vuelta.

@Señor Mosstrem: El Wild Weekend es de la época más chungalí de ellos y casi en general (del 88 o así), pero de los que van desde Scraps a Grooves In Orbit tienen poco desperdicio. ¿Persona con criterio? gracias, se nota que no le dije que me leí una completa biografía de Chuck Norris.

@Señor Maximum Jack: Hi, contraseña/password: peluquin. Acceptable Spanish, don´t worry.

Agradecido me ando con vuestra visita.

India dijo...

Jopelinesssss que una intenta ponerse seria,lo consigue,se dispone a realizar un comentario para quedar de la leche...leo los comentarios y la respuesta...y al carayo!jaaaaaaaaaaaaajajajajajajaja
A ver,jijijiji,las fotos me dan un buen rollito del copón...en la que está en blanco y negro te das cuenta de que sin querer estás riéndote y cariñosa como los que salen...por cierto,la señora del fondo,esquina inferior derecha...pa mí que le está cogiendo el culete al calvete que abraza al melena como felicitándolo por ese pelazo que se gasta...a que sí?!
Y del sonido qué decir...pues que continúa el buen rollito,que es molón,que te hace ponerte vasilona,haciendo palilos con los dedos...que me dan ganas hasta de ponerme un palillo de dientes en la comisura de los labios!y soltar un Oh yeeeeeeeeahhh...
Abrazos!!!chulescos...chulappppos!!!

WOOD dijo...

Joer, otra vez, no se si es producto de mi imaginación o que los duendes malévolos me impiden de forma acertada apretar la tecla adecuada del ordenador. Juraría que dejé un comentario por aquí el día en que pinché "yes yes yes". Dije algo de que llevaba años-luz sin oir a los NRBQ. Nunca tuve nada de ellos pero siempre me dieron buen rollo. Nuevamente no tienen precio esas fotos en que los Yankees ven como pierden contra el Alcorcón o ese abrazo efusivo repleto de amor. Sobre el texto es tan inmenso que me lo acabo de releer por segunda vez y nuevamente me he perdido entre la vorágine de datos, aunque lo cierto es que como habitualmente haces, regeneras mi capacidad neuronal. Abrazo.

61 y 49 dijo...

Hola a todo el mundo.

@India: No me había fijado en la señora de la esquina, tiene cara de preparar unas coqletas (se dice así?)... El del peluquín es Frank Gadler, el cantante cuando eran Quintet, siempre tenía el pelo limpio, para ello gastaba los ocho sobrecitos de champú que dejan en los hoteles. Creo que has dado con la tecla de NRBQ: son buenrolleros, y desde luego preferimos que usted sepa manejar con habilidad el palillo a que se ponga a tocar los crótalos, sería una gran pérdida.

@Wood: No me diga que no da con la tecla del ordenador, no me diga que detrás de Wood se esconde Ana Rosa Quintana! Este es el disco más fácil de conseguir y más barato (en cd). Siento lo de los datos, pero es sorprendente (quizás no mucho) la poca información en castellano que hay de ellos, y para colmo lo del sistema de la guardia civil les quita protagonismo en la red. Lo que le regeneraré será su cartera si voy al L´espigó, pienso llevar invitados...

Siempre agradecido con vuestras palabras. Abrazos.

WOOD dijo...

Mientras no te traigas una legión de hooligans mantendré mi palabra aunque sea con cartera de todo a 100 o de todo a 1 euro, e incluso haría lo posible por degustar al menos una compartida brindando porque el garage, el powerpop y el punk no desaparezcan de la faz de la tierra. Abrazo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
India dijo...

Aunque sea un enlace en sí...no pienso pinchar en el anónimo...no,no,no...pupita,ese mensaje me dan a mí los spams de viagras y alargamientos de miembros íntimos y transferibles...y que a lo mejor es para flipar con cómo se ha currado alguien lo de colocar enlaces dentro de un comentario..pero la menda lerenda no será quien lo compruebe...y me voy de aquí ya...que al final la jodida curiosidad hará que a mi él se le infle la vena...pero la de la yugulá...bye!!!!!!

61 y 49 dijo...

Hola Wood: Nada de Hooliganismo, nosotros compartimos pocas cosas con ellos, bebemos a granel, sí, pero con cervezas mucho más caras!

Hola Anónim@: No gracias, han sido años de terapia con un doctor muy caro como para que de un plumazo y con un enlace pierda el control y mi estabilidad mental (si es que la tengo).

Hola India: No pinche no, son armas con las que no se puede jugar. Yo de los productos químicos paso; con lo natural, efectivo y lo poco que se nota el jes extender me vale (este tema ya surgió debate en Conversaciones Insustanciales sobre música IV).

Abrazos a todos menos uno.

Anónimo dijo...

sands of beautiful Vaticano Beach, where the sun and waves will refresh your soul. .
------------------------
g5555d4o4o4u4h44vbc44gj4j4