viernes, 1 de abril de 2011

Esos encantadores australianos (3ª): The Orange Humble Band

The Orange Humble Band – Humblin’ (Across America) (2002)

Tercera, y última entrega de la trilogía australiana de los achuchables Mariani/Mather. Ooooooooooooh. Esto podría llegar a ser más traumático que la muerte de Chanquete o el camino a las adicciones tomado por Pancho. El último capítulo queda dedicado a la imprescindible The Orange Humble Band. Puede que sea la mejor de las tres que componen este recopilatorio, o no. Quizás la más entrañable o todo lo contrario. Para uno que escribe, el tener que elegir favorito entre los Someloves, DM3 o estos anaranjados le crearía un cortocircuito cerebral importante, llegando a cruzar ideas salvajemente fuertes como untar el café con mantequilla. Ante esta incapacidad de decisión pasemos a analizar las bondades de este grupo que se hace llamar Humilde Banda Anaranjada. ¿Humildes dicen? Veremos.

La merienda-cena fue un importante activo en la gestación de este disco. Los ganchitos y el plumón de aderezo de Stringfellow fueron simples erratas.


Tras el cierre consensuado de los Someloves, Darryl Mather, otro pequeño genio compositivo aunque de menor producción que Domenico Mariani, forma The Orange Humble Band con algunos modestos colegas. Básicamente estos compañeros son Mitch Easter, del grupo Let´s Active, y más conocido por ser el productor de los primeros REM, Pavement, todo dios del powerpop y de los ya citados Someloves; Anthony Bautovich, que a algunos les sonará de los Lonely Hearts o The Forrester; y Ken Stringfellow, media naranja en The Posies y que ha pasado por los renovados Big Star, REM, Minus 5, y ahora forma parte de The Disciplines. ¿Aburridos de tanto nombre? Sólo unos pocos más. Colaborando a lo largo de los dos discos de los anaranjados nos encontramos (entre otros) con canallas de la talla de Spooner Oldham (Neil Young o Aretha Franklin), Jody Sthepens (Big Star), Jamie Hoover (Spongetones), Dom Mariani, Don Dixon, Jim Dickinson… Creo que el curriculum (o currículo, ya saben que ambas formas están aceptadas aunque ésta última suene raro) de los supuestos humildes queda más que demostrado.


Stringfellow posa arropado con la colcha tejida por su abuela, sabiendo ésta última que iba a publicarse en garajeland.


Los dos discos de la Orange Humble Band son especiales. El primero es tan bueno como degustar la mejor galleta del mundo (la de su portada mismamente). Pop del fresco con algunas de las mejores canciones de powerpop que han sido escritas, como “Down In Your Dreams”, “It Doesn´t Matter” u otro punto de vista del “Can´t Get What You Want”. Humblin’ (Across America) es más ambicioso, aunque no lo graban en Rascapiquilandia lo hacen en los míticos estudios Ardent de Memphis, seguro que la biblia tiene alguna interpretación en la que obliga a grabar allí. Puede que la frescura powerpopera se pierda un poco en pos de composiciones más elaboradas, pero la calidad del disco no desciende no, no es como el paro. Las canciones están grabadas con clase y el mismo mimo que pone la gente que sabe estirar bien la sábana cuando hace la cama y pasa la mano por encima haciendo así… (Bien, creo que no están viendo lo que hago, pero echen imaginación).

Ken Stringfellow se destapa como un cantante espectacular porque en canciones como “Any Way You Wanted It”, “Annie Run Run Run” o “Skyway Believin’” él vale el peso del disco, y lo que se haya pagado por él. No se dejen engañar por la primera canción, un poco plomiza, el resto es deslumbrante, quince canciones divididas en tres partes, salpicadas de instrumentales con instrumentos, y algunas composiciones que pueden llegar a tocar la fibra: “What´s Your Crime”, “On Our Way Back Home”, “Better Just Fake It”, “ListenUp!”… imprescindible álbum para conocer de primera mano cómo se las gastan un grupo de orfebres cuyo cometido en esta vida no fue el de hacerse oír ante grandes aglomeraciones urbanas, era simplemente el de que uno se sentara a disfrutar con canciones de calidad mientras degusta uno de sus líquidos favoritos frente a los altavoces. O eso creo yo.


La producción de Darryl Mather sigue siendo, desafortunadamente, muy lenta (él mismo asegura que nadie quiere poner demasiada pasta para volver a grabar canciones del grupo), no obstante la logística volverá a reunir a los Orange Humble Band (en algún momento), homenaje claro a nuestros amigos anaranjados de tierras levantinas, que nos apoyan tanto que gracias a ellos aun no escribimos las crónicas de discos en el catálogo de ofertas del Hiper Usera, cerrando así un círculo donde las piezas van encajando.

Nota: Para que el placer sea logarítmicamente mayor, pinchen en el segundo enlace donde se encuentran los Bonus de la edición Japo. En mi CD pone tres canciones pero sólo vienen dos. La venganza del peluquín se está produciendo sobre mí.

Servidor: Megaupload. Contraseña: peluquin

$$$Pincha & Hazte Cítrico$$$

$$$Pincha & Naranja Bonus$$$


7 comentarios:

Savoy Truffle dijo...

Esto parece como completar la Joya de la Corona (Royal Crown). Francamente de este proyecto de Domenicus Mariani era del que menos noticias tenía, pero por lo que empiezo a degustar gracias al peluquin me temo que es otro triunfo powerpopiano por todo lo alto, es como el grupo paralelo de DM3, ¿o es DM3 el grupo paralelo de estos australianos holandeses? Sea como fuere, caballeros del powerpop, hermanos simpares y acólitos del gran Dom, ¡¡¡Hagamos esa estatua ecuestre ya!!!!!!

vinti dijo...

ah ¿pero todavía quedaba otro grupo en el tintero? Y encima versiones para entendidos...con tanto nombre ya estoy mareada, así que me lo escucho y luego me voy a la teoría, que sino no se me queda.
Vivan los canguros, las estatuas ecuestres y los miniconciertos. Y vivamos tod@s!!!
Besos.

pd: voy a prepararme cd para viaje largo coche....

vinti dijo...

Si queréis podemos ir de Australia a New Orleans (es lo que tiene ver series como Treme).
Y si, me apunto al paseíto :)

Savoy Truffle dijo...

Me apunto a ese mareante viaje... Besos y abrazos.

Johnny Dibud dijo...

Apreciado PsychoSonic con verdades que equivalen al 110% de la vida:

1. Tu primera frase da pie a confusión y Mesié Trufa, Vinti o el mundo pueden pensar que Mariani también se enfundó la camiseta de este gran equipo.

2. Me has quitado uno de mis próximos posts que tenía casi acabado, lo pospondré para que los humildes anaranjados crezcan entre el espacio y el tiempo.

3.Como bien sabes, mi princesa mayor es una gran admiradora de este grupo y nos permite viajar por el mundo canturreando sus temas con delirio familiar, lo cual conlleva cierto peligro de llegar a aburrirlos porque anda obsesionada especialmente con "On our way back home" y "Any way you want it".

4.No me hago cítrico porque ya era cítrico.

5.Brazzzzzos por todos esos grupos humildes cuyo origen procede de la agricultura. Vivan los grupos ecológicos mientras canturreo el "tu turu tu, tu turu tu"

61 y 49 dijo...

De verdad de deporte que cuanto más tardo en contestarles más les aprecio.

@Savoy Mesiè Truffle: Royal Crown Cola And Moon Pie. Reconozco que aquí la aportación de Mariani es testimonial, es un poco como Bodo Illgner en las celebraciones madridistas, pero merece la pena (y mucho) ver como se las gasta Stringfellow cantando y el resto de secuaces a sus cosas.


@Vinti: Cuando nos ponemos podemos ser el mejor aliado para la farmaceútica que fabrica la Biodramina. Mucho nombre, mucho músico, pero lo que cuenta es que el viaje en coche fuera fabuloso, y para ello nada mejor que oir Anaranjados y no claxones y pitos. Me apunto al viaje, siempre y cuando lo hagamos en patinete acuático y por el índico y el atlántico, que el pacífico me da mucho respeto.

@Savoy Mesiè Truffle: Ya, y unos dando pedaladas y otro nada más que tirándose del tobogán. Entrene los gemelos y luego hablamos.

@Johnny Dibud: 1. Asunto semi-aclarado. Al fin y al cabo lo de los participantes da igual. Es como el Gran Hermano.

2. Tampoco los deje crecer mucho que luego se arrepiente. Mire a los hijos de la Duquesa de Alba.

3. Y yo confío en ella (y en usted que la educa) en que el futuro será mejor que el presente, donde la gente de los buenos días cuando es de día y las buenas tardes cuando es por la tarde.

4. Es mi gemelo de manos.

5. Brazzos.

Agradecido me ando con todas sus palabras. Humildes brazzzos para todos.

Savoy Truffle dijo...

Ojo, que Bodo Illgner tenía una mujer que era una auténtica sensación en las celebraciones madridistas y si no, ¿porqué se piensa que lo contrataron a él?
Lo mismo ocurría con Karembeu, pero lo suyo era mejor, porque además de amenizar las cenas con ese pedazo de mujer, que ahora le ha dejado por celoso, también metió algún gol decisivo... Arggghhh qué tiempos los de la séptima, la octava... ummmm
¿Ehhhh qué pasa brother? Yo tengo los gemelos muy bien entrenados, no se crea... se lo demuestro cuando quiera...
Brazzzzzos.